Nostalgia donostiarra

Una prueba de que la globalización ha llegado a nuestra ciudad, después de haber hecho un largo y difícil viaje desde distintos puntos lejanos del planeta, después de haber atravesado las montañas que nos rodean y a veces nos aíslan del mundo, es entre otras cosas, la iniciativa de juntar a todos aquellos que vivimos parte de las noches y fiestas de nuestra adolescencia en los bares de La Zona. Si bien la nostalgia no es una característica propia de los donostiarras, parece que la globalización nos la ha acercado un poco y junto al año de la capitalidad cultural, nos la está haciendo sentir a muchos. En distintos foros y periódicos de la ciudad aparecen estos últimos días artículos a cerca del porqué de la desaparición de una zona de ambiente y punto de encuentro entre los jóvenes que tuvo Donosti. A esta desaparición se le atribuyen muchas razones, pero no he escuchado una que en mi caso, fue la que me hizo comenzar a frecuentar otros lugares, como por ejemplo la parte vieja como lugar de reunión y fiesta. Mi razón fue el comienzo del fin de la kale borroka y el terrorismo.

Sigue leyendo

¿Hablar por Hablar?

En mi práctica clínica me voy dando cuenta de que  los pacientes que acuden a mi consulta cada vez me piden actuar más que hablar. Lo que ocurre en ella no deja de ser un reflejo de lo que pasa fuera, actuar está sobrevalorado.

El mandato, “hay que hacer algo” está en boca de todos, y de ésta manera, muchos hacen demasiado y otros muchos quedan inhibidos, bloqueados sin poder hacer nada. Los pacientes acuden a las consultas donde se trata el malestar psicológico y nos piden que hagamos algo, que les hagamos hacer algo, “unas pautas” para la semana que viene.

Sigue leyendo