Anuncio Cruel

Hace unos días hablaba con una gran amiga que es además muy buena observadora y capta con sutileza y humor los signos de la actualidad. Conversábamos distraídamente sobre el nuevo anuncio de la Lotería de Navidad. Ella dijo que le parecía un anuncio cruel y despiadado. Para los que todavía no lo hayan visto, narra la historia de Carmina, una maestra jubilada que fruto de una equivocación cree que le ha tocado la Loteria de Navidad.

Cuando la gente a su alrededor se da cuenta de la confusión, en vez de explicarle lo que realmente ha pasado, eligen seguirle el juego. Incluso montan un festejo en el que involucran a todo el pueblo para ahondar en el engaño, para no desilusionar a Carmina. Según mi amiga, la tratan como si fuera tonta. En este anuncio hay muchas cosas que no se entienden, pero hay algo que queda claro, y es que Carmina no es tonta.

En ocasiones tratamos a las personas mayores como si fueran niños, olvidándonos de que han vivido mucho, de que han acumulado experiencias ni soñadas por nosotros. A veces no sabemos ni siquiera quiénes fueron, lo que hicieron en su vida pasada ¡nuestro propios abuelos!

Muchos lloran viendo este anuncio cruel, sin saber por qué. Lo único que puede sacarnos alguna lágrima en este anuncio es el pensamiento de lo que podríamos haber hecho con nuestros mayores y nunca hicimos. Al verlo, no puedo evitar pensar en la cantidad de personas que viven solas en una ciudad que quizás no es la de ellas, lejos de sus recuerdos, de sus fracasos y de sus triunfos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s