La orquesta muda

Aunque la magia del amanecer la podemos encontrar cada mañana, el domingo es un día especial para ello.

Me contó que salió temprano a comprar el desayuno, levantó la mirada al cerrar la puerta de casa y se percató de una primera misteriosa presencia, el silencioso caminar de un joven cargando a sus espaldas una la pesada funda de violonchelo. Caminaba despacio, mirando al suelo. Unos pasos más allá aparecieron una chica y un chico, cada uno con su violín.

Sigue leyendo

Anuncios