Peso Muerto

Alguien me contó no hace mucho tiempo que su sitio favorito son las pescaderías, le encanta entrar y mirar los pescados, ver de dónde vienen, su aspecto, el olor. Le transportan a lugares donde nunca ha ido, se imagina los barcos donde por primera vez tocaron tierra, los marineros que faenan en ellos, la visión de mitad cielo mitad mar, esos dos abismos, por encima el espacio, por debajo el misterio.

Sigue leyendo

Anuncios

Únicos

Hace pocos días leía una entrevista a un psicólogo cognitivista que decía que para deprimirse había que hacer mucho esfuerzo e intentarlo muy fuerte. Saquen ustedes sus propias conclusiones. Hay profesionales que dicen que la depresión se cura con una pastilla, o los seguros médicos, que consideran que con 15 sesiones tiene que bastar para que alguien reoriente su vida hacia una posición más productiva, dando igual quién sea o qué le pase. También parece que algunos de los políticos encargados de cumplir con sus promesas deciden cómo tienen que tratarse ciertas enfermedades mentales, eso sí, siempre asesorados por los mismos interesados y a veces desinformados de siempre.

Casi todas las soluciones que se escuchan en la calle y que son las que suelen funcionar mejor financieramente son las que nos dan las soluciones más rápidas y más fáciles.

Es verdad que cada vez tenemos las cosas más fáciles, más que hace algún tiempo, como comunicarnos, trasladarnos, incluso lavar la ropa, pero también es cierto que por mucho que avance la tecnología, o que evolucionemos como sociedad, hay cosas que son inherentes al ser humano y va a ser imposible que se puedan solucionar de forma rápida y sencilla. El ser humano es único, no hay dos iguales, y como seres únicos, no va a haber una única solución posible a lo que sea que nos aqueja, sino varias, y tenemos la suerte de tener la opción de elegir.

Es por esto por lo que los seres humanos tenemos no sólo paciencia, sino la capacidad de cultivarla, no sólo fortaleza sino la capacidad de hacerla crecer. Más todavía, ¡tenemos la capacidad de pensar y también de decidir!

Que no se nos olvide lo obvio.

Nostalgia donostiarra

Una prueba de que la globalización ha llegado a nuestra ciudad, después de haber hecho un largo y difícil viaje desde distintos puntos lejanos del planeta, después de haber atravesado las montañas que nos rodean y a veces nos aíslan del mundo, es entre otras cosas, la iniciativa de juntar a todos aquellos que vivimos parte de las noches y fiestas de nuestra adolescencia en los bares de La Zona. Si bien la nostalgia no es una característica propia de los donostiarras, parece que la globalización nos la ha acercado un poco y junto al año de la capitalidad cultural, nos la está haciendo sentir a muchos. En distintos foros y periódicos de la ciudad aparecen estos últimos días artículos a cerca del porqué de la desaparición de una zona de ambiente y punto de encuentro entre los jóvenes que tuvo Donosti. A esta desaparición se le atribuyen muchas razones, pero no he escuchado una que en mi caso, fue la que me hizo comenzar a frecuentar otros lugares, como por ejemplo la parte vieja como lugar de reunión y fiesta. Mi razón fue el comienzo del fin de la kale borroka y el terrorismo.

Sigue leyendo

La orquesta muda

Aunque la magia del amanecer la podemos encontrar cada mañana, el domingo es un día especial para ello.

Me contó que salió temprano a comprar el desayuno, levantó la mirada al cerrar la puerta de casa y se percató de una primera misteriosa presencia, el silencioso caminar de un joven cargando a sus espaldas una la pesada funda de violonchelo. Caminaba despacio, mirando al suelo. Unos pasos más allá aparecieron una chica y un chico, cada uno con su violín.

Sigue leyendo

Pitillos

No me refiero a esos pantalones que han estado tan de moda entre hombres y mujeres, en que los nos hemos visto embutidos casi todos nosotros, no. Me refiero a los cigarrillos, al tabaco, a esos canutillos hechos de papel y rellenos de una hierba que en alguna medida también tiene a muchos fumadores embutidos en cierta incomodidad, de la que les resulta difícil deshacerse.

Creo que todos conocemos a alguien que fuma, a alguien que ha dejado de fumar y a alguien que ha intentado muchas veces dejarlo y todavía no lo ha conseguido.

¿Qué tiene el tabaco que resulta tan difícil dejar de consumirlo? Sabemos que es una sustancia adictiva, sin embargo también sabemos que lo más difícil de superar en este caso es la adicción psicológica, ese enganche a lo que creemos que nos da, que buscamos más allá del bienestar o del malestar que provoca.

Sigue leyendo