Soluciones

No me leas si esperas encontrar soluciones a tus problemas, si piensas que te diré algo nuevo que nunca nadie haya dicho antes, si crees que quizás hoy hablaré de ti.

Léeme si te quieres dar un paseo, si te apetece alegrarte, enfadarte, asentir o disentir, si quieres sentir que no eres el único que siente que no todo encaja, que no siempre sale todo como uno quiere y a pesar de eso se mantiene tu sonrisa.

Sigue leyendo si crees que cambiar una pequeña cosa puede cambiar tu día, si variar tu rutina te pone alegre y arriesgarte te da oxígeno. Si privarte de cosas que te apetecen te sorprende y te hace sentir más ligero, si a veces el frío te gusta igual que te gusta el calor de una chimenea. Si te hace sentirte vivo cuando confías en otro y pones tu vida en sus manos, si cruzas los dedos cuando confías en alguien y a pesar de eso cierras los ojos rogando que todo salga bien.

Sigue leyendo

Anuncios

Reencuentros

Aunque el otro día me sorprendió el reencuentro, en realidad es algo que me viene pasando desde hace algo más de dos años, desde que volví a la ciudad donde viví gran parte de mi infancia, la ciudad a la que siempre vuelvo. Son reencuentros que me hacen volar al pasado por un segundo, quizás solo por el tiempo que dura un pestañeo, pero que te dejan como cuando tienes jet lag, ni aquí ni allí.

Sigue leyendo

Respiro

Hay cosas en la vida de cada uno que están tan integradas que ni siquiera nos planteamos su significado, su beneficio o su utilidad. Yo hoy me planteo la función que tiene para mí escribir en este periódico, como forma de hacerles plantearse, a ustedes los lectores, la continuidad de algo que siempre les acompaña.

Cuando me siento a escribir esta columna me siento libre para elegir el tema del que quiero hablar. Me inspiro en algo que me haga sentir mariposas en la tripa, ese vértigo que acelera mi respiración, también hace que la retenga, que respire hondo incluso, sin sentir que eso sacia mi necesidad de oxigeno. Si dejo que mis dedos vuelen por el teclado, sabiendo la idea que quiero plasmar, sé que todo irá bien.

Sigue leyendo

El Nuevo Bienestar

Creo que el dicho “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces” deja bastante en evidencia cómo nos encontramos hoy en día.

Somos la sociedad mejor informada, la que tiene mayor facilidad para acceder a la sanidad y los recursos que nos han dado años de evolución y desarrollo, y sin embargo nunca antes había existido una sociedad que invirtiera más tiempo y más recursos en su bienestar “espiritual”. Nunca antes se habían consumido tantos fármacos con el mismo fin, nunca antes se habían diagnosticado tantos trastornos que tienen que ver con el malestar subjetivo.

Sigue leyendo