Exclusión

Con un balón pueden jugar 22 personas y disfrutar millones, pero ¿Qué pasa con todos aquellos a los que no les gusta el fútbol?

Como ya saben, la sociedad excluye al que es diferente, al que no le gusta lo mismo que a la mayoría, al que no piensa igual o incluso al que no viste igual.

La exclusión es el arma más letal que tiene la sociedad, porque niega posibilidades, niega educación al que no entra en sus cánones, niega tratamiento al que no reacciona a la cura tipo, niega el juego o el patio del colegio a quien no le gusta el fútbol.

Sigue leyendo