Meditando Amor

Hay días en que cuesta ver el amor.

Se han librado muchas batallas en su nombre, se utiliza mucho su nombre en vano.

Pero deténganse, profundamente, cierren los ojos, dejen de escuchar todo aquello que no sea necesario. Escuchen el latido de su corazón y su respiración, imaginen olores, risas y sonidos agradables. Traguen eso que tienen atascado entre la garganta y el estómago, echen hacia atrás los hombros, levanten la barbilla. Y esperen.

Sigue leyendo

Anuncios