Perdón

¿Saben qué es lo peor del perdón? No llevarlo a cabo.

Hay veces en que ya es demasiado tarde y otras en que ya no importa, pero la mayoría de las veces en que el perdón esta pendiente, ayudaría a acercar a personas y a apaciguar almas.

El malestar de muchos es el sentimiento de culpa, y la culpa no deja dormir, inhibe, tensa, avergüenza, irrita y hace que muchos dejen la solución del problema para otro día y otro y otro. Y es que admitir que uno es culpable de algo significa que se siente responsable del conflicto. Aunque sabe que enfrentarse con la otra parte y pedir perdón puede poner fin a esa carga, hay veces en que eso se torna imposible.

Sigue leyendo

Anuncios