El Sueño

Cuando la niña salió del cine, sólo podía ver a aquella princesa reconocida por todos como su princesa. La niña también reconocía a la princesa como la suya, era una necesidad, pero necesitaba algo a lo que agarrarse, su vestido, su corona, una mochila con su imagen, algo que le permitiera seguir soñando. Sin querer se daba cuenta de que poseer algo de su princesa, de alguna manera haría que aquellos que la querían la reconocieran también como única, como su princesa. Todas las niñas necesitan una princesa fuera de ellas para poder sentirse ellas mismas princesas de alguien y de todos.

Sigue leyendo

Anuncios